facebooktwitterlinkedinfacebooktwitterlinkedin
El porcentaje de familias que vive de alquiler en España es de un 13%, frente al 87% que vive en propiedad. Pero esta primera cifra está creciendo. En Madrid por ejemplo, el porcentaje se ha incrementado del 12% al 25%. Aunque es un aumento considerable, sigue siendo muy por debajo de la media europea (38%). No obstante, dado la situación económica y la incertidumbre que acarrea, alquilar una vivienda se ha convertido para mucha gente en una solución atractiva.

Para los propietarios que se encuentran con dificultades para vender su vivienda, el alquiler puede ser una solución interesante (aunque solo sea temporalmente). Sobre todo teniendo en cuenta el coste de mantenimiento en caso de no tener la vivienda alquilada. Una estimación reciente dice que cuesta unos 2000 euros anuales tener la casa vacía. Y esta es una cifra sin tomar en cuenta el posible coste de la hipoteca, la pérdida de ingresos mensuales del alquiler e incluso la depreciación de la vivienda en el mercado actual.

Para poner una vivienda en alquiler, al igual que una casa en venta, hay que presentarla de la mejor forma posible. Sobre todo si se trata de viviendas ya no tan nuevas. Una casa mejor presentada destacará más en el mercado y atraerá más posibles inquilinos. En este artículo te damos los consejos más importantes para poder alquilar tu vivienda lo antes posible y de paso, perder menos dinero.

Primero de todo, hay que pensar en el perfil del inquilino. Anteriormente ya hemos escrito sobre este tema y realmente el proceso no varía mucho pensando en el inquilino o en el comprador potencial de tu piso. Recientemente, ha salido un estudio que dice que el perfil medio del inquilino Español es un varón, treintañero y con contrato indefinido. Resulta que el 69% de los inquilinos españoles tiene menos de 35 años, que es un dato importantísimo. Significa que tienes que pensar en ellos cuando preparas tu piso para el alquiler.

¿Dónde querría vivir un treintañero, en el piso de antes o en el de después?

¿Dónde querría vivir un treintañero, en el piso de antes o en el de después?

Te presentamos los consejos más importantes:

  • Intenta siempre pintar el piso; una nueva capa de pintura da luz y frescor a cualquier piso.
  • Arregla todos los desperfectos que haya; da muy mala impresión entrar en una vivienda y ver arreglos pendientes.
  • Además, dice algo de ti como propietario; si no lo has arreglado ahora, ¿cuándo lo vas a hacer? ¿O es porqué se ocupará el inquilino?
  • Límpialo profundamente; el estado del piso tiene que ser impecable.
  • Si se trata de un piso antiguo, el baño y la cocina suelen de ser los sitios dónde se notan más los años. Actualizar algunos detalles, puede tener un gran efecto y no hace falta invertir mucho dinero. Por ejemplo:
    • Pintar los azulejos en un color neutro
      ¡Qué diferencia aporta una nueva capa de pintura: el cuarto de baño ahora transmite un aspecto invitador: limpio, moderno y fresco!

      ¡Qué diferencia aporta una nueva capa de pintura: el cuarto de baño ahora transmite un aspecto invitador: limpio, moderno y fresco!

    • Cambiar tiradores en la cocina y los pomos en genera
    • Cambiar la cortina de ducha o la mampara
    • Cambiar la alcachofa de la ducha
      Cambiando los tiradores y pintando la franja frutal, conseguís que la cocina se presente como un lugar neutro y más moderno; apelando al público objetivo.

      Cambiando los tiradores y pintando la franja frutal, conseguís que la cocina se presente como un lugar neutro y más moderno; apelando al público objetivo.

  • Nunca dejes el piso lleno de muebles viejos, como si fuera tú trastero. Un piso lleno de los muebles de la abuela, no es la manera de atraer posibles inquilinos. Amueblar un piso sí ayuda mucho a poder estimar el tamaño de las estancias y además hará más fácil al inquilino potencial imaginarse viviendo allí. Pero, procura que la vivienda no esté sobrecargada con muebles, ni que los muebles estén muy viejos. Si puedes permitírtelo, cámbialos, o intenta mejorar su aspecto con unos retoques; pon una colcha encima del sofá, pinta un mueble muy oscuro etc.
  • Si por el contrario lo quieres alquilar sin muebles, aun así tiene sentido amueblarlo para que se presente bien en las fotos y durante las visitas. Una manera relativamente fácil de hacerlo es usar muebles de cartón. Un profesional de Home Staging seguramente te pueda recomendar como hacerlo.
  • Intenta conseguir un ambiento neutro, pero atractivo, con algunos detalles de decoración.
  • Y por último, pero no menos importante, las fotos. Procura tomar el tiempo para hacer buenas fotos o acude a un profesional.
Esta foto demuestra la diferencia que hace una buena presentación. Aunque el piso sigue teniendo sus años, la cocina parece mucho más atractiva y enfoca la atención en los puntos positivos, en lugar de destacar su aspecto gastado.

Esta foto demuestra la diferencia que hace una buena presentación. Aunque el piso sigue teniendo sus años, la cocina parece mucho más atractiva y enfoca la atención en los puntos positivos, en lugar de destacar su aspecto gastado.

En líneas generales, hay que poner atención, energía, tiempo y algo de dinero si quieres presentar bien tu vivienda en alquiler y atraer al inquilino potencial. Pero, también es verdad que cuanto antes lo alquiles, menos ingresos perderás. Y ten en cuenta, que si alquilas algo que no tenga buen aspecto, puedes atraer inquilinos a quienes no les importa el estado de la vivienda y no se preocupan de tu casa.….

Presentar tu vivienda en alquiler de forma óptima con buenas fotos, atraerá más posibles inquilinos, que puede marcar la diferencia entre alquilar o no alquilar.

Ver publicación en Idealista.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Por favor espera...

Quieres recibir nuestras novedades?

Introduce tus datos