facebooktwitterpinterestlinkedinfacebooktwitterpinterestlinkedin
Hoy presentamos la última noticia en nuestra serie de nuevas tendencias (Conocer el barrio, Home Staging Virtual, Social Media y Estilo de vida).

Todos sabemos que una casa vacía no se vende fácilmente y que es muy complicado visualizar el potencial de una vivienda sin muebles. A menudo, el potencial comprador no es capaz de estimar el tamaño real de una habitación y tiene dudas sobre si cabe su cama o su sofá. A parte de esto, las imperfecciones se notan mucho más en una vivienda vacía y además se transmite el mensaje nada conveniente de que el vendedor está desesperado por vender.

La solución no siempre consistirá en amueblar la vivienda; a veces es necesario dar un paso más. Se puede proyectar una imagen virtual (para estimular la imaginación, como hemos explicado en este artículo Home Staging Virtual) pero existen también otras maneras. Por ejemplo: si viviera alguien en la casa durante el tiempo en que se encuentre en venta con el objetivo de que esa persona se ocupe de la presentación de la vivienda y de que cuide de ella (regando las plantas, manteniendo la casa limpia y sobre todo, aireando la casa a diario). Este es la idea de “live in” Home Staging, traducido en castellano “vivir en una casa puesta en escena”.

¿Sería mejor no dejar la casa vacía?

¿Sería mejor no dejar la casa vacía?

Para no dejar la casa sin vida, puedes alquiler tu casa y beneficiarte de ganar un dinerillo extra mientras tanto, y dejas tu casa “puesta en escena”. Este concepto funciona siempre bajo la condición que la casa esté disponible continuamente para visitas de un comprador potencial. Significa que no se puede modificar la ubicación de los muebles ni la decoración.

El arrendamiento implica que el inquilino paga por un alquiler semanal o quincenal y lo hace a un precio sensiblemente inferior al normal, pero se compromete a cambio a mantener el estado actual de la casa. Es decir: la casa estará en condiciones impecables, no habrá objetos ni enseres personales, la casa se encontrará siempre limpia y ordenada, no se podrán colocar nuevos muebles etc. Además, el alquiler lo será a corto plazo y condicionado en todo caso a que, en cuanto se venda la vivienda, se pondrá fin al mismo.

De este modo, ambas partes pueden aprovecharse económicamente de la situación: el propietario no tiene que preocuparse de que su casa esté vacía mientras dure la venta; no estará perdiendo dinero, ni dará una mala impresión de venta a la desesperada. Además tendrá un inquilino que se compromete a mantener la casa en perfecto estado de “revista”. Por la otra parte, el inquilino se beneficia porque paga un alquiler sensiblemente inferior al normal y vivirá en una casa amueblada y bonita.

Aunque no lo hemos visto todavía en España, en los Estado Unidos existen ya algunas empresas que se dedican a ser el interlocutor entre el inquilino adecuado y el propietario. Se preocupan de todos los detalles, entre ellos de los legales y buscan un tipo de inquilinos interesados en este tipo de arrendamientos por plazos breves en casas que están en venta.
Nos parece una idea muy bien pensada, donde ganan todas las partes involucradas. Ya veremos si también puede tener éxito en España, desde luego no se pierde nada por probar.

Alquilar una casa de lujo por una fracción del precio normal

Alquilar una casa de lujo por una fracción del precio normal

Me encantaría leer tus comentarios: ¿Qué te ha parecido?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Por favor espera...

Quieres recibir nuestras novedades?

Introduce tus datos