facebooktwitterpinterestlinkedinfacebooktwitterpinterestlinkedin
¿Las galletas te puedan ayudar a vender tu casa?

¿Alguna vez has oído hablar de que se vende una casa porque huele a galletas recién salidas del horno? Ojalá, si solo fuera tan fácil… Hoy en día sobre todo se trata del precio, precio y precio. Pero como siempre decimos, es muy importante procurar presentar tu casa de forma óptima.
Una buena presentación no solo es cosa de la imagen visual. Seguramente conoces el credo que un comprador potencial debería sentirse enamorado con una vivienda para comprarla. Y enamorarse es cosa de todos los sentidos; de algunos somos conscientes, pero hay otros cuyo poderoso efecto nos resulta desapercibido.
¿Qué papel tienen los olores entonces?

Según un estudio de la Universidad de Rockefeller nuestros sentidos tienen una potencia evocadora y el olfato es el más fuerte de todos. El peso de cada uno es el siguiente: Tacto (1%), Oído (2%), Vista (5%), Gusto (15%) y Olfato (35%). El uso de este poder se llama “marketing olfativo”. Y también se puede y se debe usar en la venta de tu casa.
Diversos científicos piensan que podemos oler unos 100.000.000 de distintos olores. Por decirlo de otro modo: ¡El olfato es unas 150.000 veces más susceptible que la vista! Impresionante, ¿verdad? Por eso el olfato está tan vinculado con la memoria. Además, no puedes esconder olores durante una visita, como lo puedas hacer con objetos personales. Es imprescindible que una vivienda en venta huela bien.
Hasta ahora todo esto es pan comido. Pero, ¿cuáles son los olores que deberías evitar y cuáles que elegir?
Mucha gente piensa que el olor adecuado podría ser de un recién horneado pastel de manzana, para ofrecer un ambiente familiar durante la visita. ¿Pero es realmente una buena idea? Investigaciones recientes han mostrado que es mejor no usar los olores de comida preparada cuando presentas tu casa en venta a un comprador potencial.

Si dejamos aparte lo obvio (olores de mascotas, humedades, el humo de cigarrillos etc.) queda una lista importante de los olores que son menos obvios pero que no agradan a todo el mundo. Los peores y a lo mejor más sorprendentes, incluyen el potpurrí, los bizcochos de chocolate y los fritos.

18BCD
Ha sido demostrado en un estudio de Washington State University que olores complejos o compuestos, como son los alimentos al horno, incluso pueden distraer al visitante. Sin querer, estará analizando qué es lo que está oliendo, en lugar de centrarse en la vivienda. En ese estudio descubrieron que los clientes gastarán hasta un 30 % más en una tienda si el olor es sencillo (por ejemplo solo de naranja en lugar de una combinación de naranja, albahaca y te verde). Otros olores de éxito, eran la lima, el té verde, pino, el Cedar, vainilla y la albahaca.

En conclusión, que un olor agrade a alguien tampoco es algo objetiva y por lo tanto hay que tener cuidado de no pasarse con el tema de olores. Lo que siempre es importante es, antes de una visita, procurar ventilar la casa. No hace falta que pongas ambientadores, dado que es mejor evitar los olores químicos. Pon algo natural, como son las frutas o bien un ramo de flores o simplemente aire fresco, puro y limpio. En todo caso, es vital que al nivel subconsciente tu casa agrade a todo el mundo y es atractiva para todos los sentidos.

Cuidar los olores, fácilmente, puede ser la diferencia entre vender o no vender.

Me encantaría leer tus comentarios: ¿Qué te ha parecido?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Por favor espera...

Quieres recibir nuestras novedades?

Introduce tus datos