facebooktwitterpinterestlinkedinfacebooktwitterpinterestlinkedin

Ahora que por fin has tomado la decisión de comprar casa, comienza la fase de buscar dónde vas a vivir. Cada vez hay más agentes inmobiliarios que son muy buenos profesionales que ayudan a presentar un piso, pero también te puedes encontrar con la otra realidad inmobiliaria. Prepárate para estas cuatro cosas que te van a horrorizar en la búsqueda de una casa en venta: desde la falta de información básica hasta fotos anunciadas que son terribles, y que asustarían al más pintado.

Anuncios sin información

Ya has elegido la zona donde quieres comprar, el tamaño de la casa, un rango de precio y empiezas a buscar dentro de esta selección. Y allí están: esos anuncios con escasa información o con apenas textos. Anuncios sin fotos, solamente con algunas del exterior de la casa o que son tan borrosas que no se puede ver nada.

La verdad es que no entiendo el motivo que pueden tener estos vendedores, facilitando tan poca información. A lo mejor lo hacen porque el interior está anticuado o la casa está para reformar o por razones de privacidad. Sea la razón que sea, proporcionar escasa información de tu casa en venta, solamente da un mensaje: ¡no quiero vender!

¿Y qué hace el comprador? Pasar al siguiente anuncio y ni se molesta en contactar con el vendedor.

Si quieres evitar no ser visto, revisa estos consejos sobre cómo publicar las mejores imágenes para vender tu casa. En el caso de que eso no vaya contigo o no tengas tiempo, busca un profesional de Home Staging para ayudarte en la presentación de tu casa en venta.

“Mi casa es fantástica”

“Es un piso interior, pero muy luminoso y encantador. Mejor verlo.” ¿Quién se convence a visitar un piso con este tipo de texto? ¡Creo que nadie!

Las fotos tienen que ser muy atractivas para convencer al posible comprador después de leer un texto lleno de estereotipos como estos.

Ya lo sé, es tu casa y estás encantado con ella y cuando la describes en el anuncio, es difícil evitar clichés y superlativos. ¡Pero inténtalo! El comprador te lo agradecerá, y si además lee un texto que no solo es claro, conciso y descriptivo, sino al mismo tiempo convincente, será una razón para contactarte y ver tú casa.

Te lo aseguro, ¡no quieren ver tu caos!

Toca dar el siguiente paso en la búsqueda de nueva casa. Has visto el anuncio de la casa que te gusta, y ahora es el momento de verlo físicamente porque realmente te interesa. Llega el momento en el que el vendedor tiene que ofrecer sus mejores dotes para esta oportunidad que se le presenta.

Lo menos que puedes hacer el vendedor es dedicar tiempo a ordenar y preparar la casa de la mejor forma posible. Un posible comprador no quiere ver tu problema de espacio, ni tu falta de tiempo para organizar los juguetes, la ropa lavada o tener que oler lo que has comido a mediodía.

¡Deja que se enamoren de tu piso! Enséñales porque compraste en su momento, muestra su mejor lado, arreglalo con su ropa de domingo. Quieren ver la nueva colección y no como si fueran de rebajas.

Encuentra algunos consejos sobre cómo preparar tu casa en venta para que el posible comprador se enamore enseguida.

El agente inmobiliario que tampoco conoce la casa

“Aquí podemos ver la cocina”, dice abriendo la puerta, “a no, parece ser el baño”. ¿Te ha pasado? El agente inmobiliario que es igual de verde que tú, vendiendo una casa. A mí me ha pasado y me parece vergonzoso, además de una señal de poca profesionalidad. Tanto como agente inmobiliario como cuando es el propietario el que enseña la casa, hay que prepararse. Hay que conocer la casa y facilitar la información correcta. La clave está en la preparación.

Prepárate todos los datos de la casa y tenlos a mano, por ejemplo:

Año de construcción
Año de reformas de distintos espacios
Año de renovación de la caldera o de otros aparatos importantes
Certificado energético
Medidas de las distintas estancias

¿Te has visto reconocido este tipo de anuncios y casas? Así que vendedor, ¡ten cuidado de no cometer estos errores con la venta de tu casa! Preparándote bien y evitando estos ‘horrores’, puede ser la diferencia entre vender o no vender.

Leer artículo en Idealista.com

Me encantaría leer tus comentarios: ¿Qué te ha parecido?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Por favor espera...

Quieres recibir nuestras novedades?

Introduce tus datos